Calcetines de colores en el 23-F.

Un veintitrés de febrero
un señor descontrolado
quiso cambiar la investidura
de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Un veintitrés de febrero
alguien gritó sin respeto:
¡Quieto todo el mundo!
soy el golpista Tejero.

Hoy veintitrés de febrero
los niños vienen contentos
con vistosos abalorios
dando color al colegio.


Hoy en el cole,
calcetines de colores,
mandatos de carnaval
en desfile sin igual.

Hoy en el cole
zapatillas de colores,
calcetines rayados,
rojos, verdes y morados.

Hoy en el cole
cordones de colores,
ataduras de alegría
en un divertido día.


Moraleja : Para esta fecha señalada prefiero calcetines de colores a las armas. 

Comentarios

  1. El tiempo pasa... Los recuerdos quedan... Yo me quedo con zapatillas y cordones de colores eh la escuela!;! Hermosa entrada!! Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con las zapatillas y cordones de colores en la escuela.
      Comentario que parece un poema.

      Eliminar
  2. Hoy por curiosidad me he pasado a este sector y me ha sido muy grato ver a los niños tan contentos con sus calcetines y cordones de colores.
    ¡En mis tiempos todo era gris!
    Yo también me he acordado en mi blog del 23F, pero de distinta manera.
    Me ha gustado tu manera de decirlo haciendo poesía.
    Un abrazo desde Coslada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquel 23-F yo estaba estudiando en el instituto de Coslada.

      Eliminar
  3. Está muy bien la fotografìa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre calcetines de colores...

    Las armas para los asesinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me quedo con los calcetines de colores.
      Pasa una buena semana.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

El blog se alimenta con tus comentarios.
Gracias por dejar tu huella ♥